CREMA DE ZANAHORIA Y JENGIBRE

Después de un paréntesis sin publicar ninguna receta, aquí estoy de nuevo. En el tiempo que he estado ausente, he estado descubriendo la cocina sana y natural, y voy a seguir esta pauta a la hora de cocinar a partir de ahora, pero sin dejar de lado la comida no tan sana, pero que está muy rica.

Lo que hoy os propongo es una sencilla crema de zanahorias con el toque del jengibre que le da un sabor único y diferente. El jengibre es un ingrediente que hasta hace poco no usaba para nada, pero que ahora uso con bastante asiduidad.

A partir de ahora voy a usar ingredientes que ni siquiera sabía de su existencia, con lo que voy a descubrir nuevos sabores de manera sana y saludable. Ese es mi reto a partir de ahora, poneros recetas ricas y saludables a la vez.

Espero que disfrutéis de la crema tanto como lo hice yo.

crema-de-zanahoria-y-jengibre

Ingredientes

5 zanahorias grandes

1 puerro

1 rodaja de 2 cm de jengibre fresco

Caldo de verduras

Aceite de oliva y sal

 

Preparación:

1 – Limpiamos bien el puerro y lo cortamos en medias lunas. Lo ponemos a pochar en una olla baja con un poco de aceite de oliva.

2 – Pelamos y cortamos las zanahorias y las agregamos a la olla. Hacemos lo mismo con el jengibre, el cual rallaremos antes de incorporarlo a la olla. Dejamos que se rehogue todo para que el jengibre suelte todo su aroma.

3 – Agregamos el caldo de verduras y dejamos hervir durante unos 25 – 30 minutos.

4 – Trituramos muy bien sin que queden grumos y listo.

Espero que os guste.


CREMA DE REMOLACHA CON NABICOL

Una de las ventajas de conocer a un vegetariano, es que poco a poco te vas dando cuenta que puedes vivir sin carne y pescado, que la variedad de productos y sabores que se pueden conseguir sin estos productos es infinita, y que hay productos que por lo que sea no conoces y que realmente valen mucho la pena.

Este es el ejemplo del nabicol. Una raíz comestible que tiene un sabor bunisimo entre repollo y nabo. Lo prové cuando Carlos del blog Vegetal y tal me comentó que iba a hacer una receta con el. Casualidades de la vida, al dia siguiente lo vi en un mercado y lo compré. Desde entonces sigo comprandolo cuando lo encuentro, ya que está riquisimo y combina extraordinariamente bien con todo tipo de ensaladas o cremas como esta de remolacha.

Así que si como yo no conociais el nabicol, probadlo. Os sorprenderá su sabor.

Espero que os guste.

 

Ingredientes

3 remolachas medianas

1 cebolla

1 yogur natural

1/2 limón

1 ajo

1 cucharadita de comino

1 nabicol

Sal, pimienta y aceite de oliva

 

Preparación:

1 – Ponemos a pochar la cebolla en una cazuela con aceite de oliva.

2 – Añadimos también la remolacha pelada y troceada. Salpimentamos, sofreímos unos minutos y lo cubrimos de agua. Dejamos cocer unos 40 minutos.

3 – Vertemos la remolacha y la cebolla en el vaso de la batidora y trituramos. Añadimos un poco del caldo de la cocción de las remolachas hasta conseguir la textura deseada.

4 – Añadimos el zumo de medio limón, el ajo picado y una cucharadita de comino. Trituramos bien.

5 – Pelamos el nabicol y lo rallamos con un rallador.

6 – Servimos la crema de remolacha en un plato con el nabicol rallado encima y un poco de aceite de oliva.

Espero que os guste.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...