LENTEJAS CON SETAS Y CALABAZA

Debido a que como todos los días fuera de casa por trabajo, siempre suelo comer cualquier cosa y a la hora que sea, y claro echo de menos sentarme a una mesa y comer un buen plato de cuchara.

Así que ahora que estoy de baja y puedo disfrutar de estos momentos, me apetecen este tipo de platos de cuchara, los de toda la vida.

Como estamos en otoño y el otoño es sinónimo de setas y calabaza, quise agregarlas a un plato de lentejas, así que aprovechando que tenía unas setas shitake a mano, preparé este riquísimo plato de lentejas con setas y calabaza.

Espero que os guste.

lentejas-con-setas-1

Ingredientes

½ cebolla

½ calabacín

½ berenjena

2 zanahorias

4 cucharadas de salsa de tomate

200 gr de lentejas

2 patatas

1 trozo de calabaza

150 gr de setas variadas

2 ajos

Sal, pimentón y vinagre

 

Preparación:

1 – Troceamos el calabacín, la berenjena, la cebolla y las zanahorias y las ponemos a cocer con abundante agua. Una vez que la verdura esté bien cocida, la trituramos con la batidora en la misma olla.

2 – Añadimos la salsa de tomate al caldo que acabamos de hacer. Removemos bien y añadimos las lentejas. Si hace falta añadir agua, se hace sin problema. Cocinamos durante unos 20 minutos.

3 – Pasado este tiempo, incorporamos las patatas cortadas en cuadraditos y dejamos cocinar unos 20 minutos más.

4 – En una sartén doramos los ajos picados finamente, añadimos las setas y los cuadraditos de calabaza. Lo saltemos todo muy bien a fuego fuerte. Añadimos una cucharadita de pimentón y un chorrito de vinagre. Removemos muy bien y se lo añadimos a la olla con las lentejas.

5 – Removemos bien y dejamos cocinar unos 4-5 minutos más. Listo para comer.

 

Espero que os guste.

 

 


CREMA DE ZANAHORIA Y JENGIBRE

Después de un paréntesis sin publicar ninguna receta, aquí estoy de nuevo. En el tiempo que he estado ausente, he estado descubriendo la cocina sana y natural, y voy a seguir esta pauta a la hora de cocinar a partir de ahora, pero sin dejar de lado la comida no tan sana, pero que está muy rica.

Lo que hoy os propongo es una sencilla crema de zanahorias con el toque del jengibre que le da un sabor único y diferente. El jengibre es un ingrediente que hasta hace poco no usaba para nada, pero que ahora uso con bastante asiduidad.

A partir de ahora voy a usar ingredientes que ni siquiera sabía de su existencia, con lo que voy a descubrir nuevos sabores de manera sana y saludable. Ese es mi reto a partir de ahora, poneros recetas ricas y saludables a la vez.

Espero que disfrutéis de la crema tanto como lo hice yo.

crema-de-zanahoria-y-jengibre

Ingredientes

5 zanahorias grandes

1 puerro

1 rodaja de 2 cm de jengibre fresco

Caldo de verduras

Aceite de oliva y sal

 

Preparación:

1 – Limpiamos bien el puerro y lo cortamos en medias lunas. Lo ponemos a pochar en una olla baja con un poco de aceite de oliva.

2 – Pelamos y cortamos las zanahorias y las agregamos a la olla. Hacemos lo mismo con el jengibre, el cual rallaremos antes de incorporarlo a la olla. Dejamos que se rehogue todo para que el jengibre suelte todo su aroma.

3 – Agregamos el caldo de verduras y dejamos hervir durante unos 25 – 30 minutos.

4 – Trituramos muy bien sin que queden grumos y listo.

Espero que os guste.


UDON CON POLLO Y SETAS

Me encanta la cocina japonesa. No es que sea un gran entendido ni en comida ni en cultura japonesa, pero lo poco que se me encanta. Estos fideos llamados udon, los probé en un restaurante japonés hace ya bastantes años, y desde entonces han sido parte muy importante en mi recetario, tanto por su rapidez a la hora de prepararlos (vienen ya cocidos, con lo que acorta el tiempo de cocción), como por su versatilidad, ya que se pueden preparar de infinidad de maneras e ingredientes diferentes. Para los que os guste todo lo relacionado con Japón, os recomiendo visitar japonismo.com, un  blog que está muy bien para conocer este fantástico país.

Espero que os animéis.

Ingredientes: ( 4 personas)

400 gr de udon

1 pechuga de pollo

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

1 zanahoria

1 cebolla

Setas variadas

Un vasito de salsa de soja

Sal, pimienta y aceite de oliva

 

Preparación:

1 – Cortamos el pollo en tiras, y dejamos macerar en la salsa de soja.

2 – Cortamos todas las verduras en juliana, y lo salteamos todo en una sartén o wok con un poquito de aceite. Tienen que quedar un poco crujientes. Reservamos.

3 – Salteamos el pollo y  añadimos las setas. Salpimentamos. Cocinamos todo junto, y reservamos.

4 – Ponemos en la sartén todos los ingredientes, junto con el vasito de salsa de soja. Añadimos también el udon que habremos hervido un par de minutos para terminar de cocerlos (ya que vienen cocidos), y cocinamos todo conjuntamente un par de minutos mas.

5 – Rectificar de sal si es necesario. Tened en cuenta que la salsa de soja es bastante salada.

Espero que os guste.


HOJALDRE DE VERDURAS

Una de las cosas buenas que tienen las redes sociales, es que puedes interactuar con mucha gente a la que conoces o no, pero te une una misma pasión, afición…como queramos llamarle, en este caso la cocina y el buen comer. Hace unos días, no sabia que hacer con unas planchas de hojaldre, así que pregunté en twitter que harían ellos. Entre los que contestaron, @mapijaso me recomendó hacer un hojaldre con verduras tipo pizza. Me gustó la idea, asi que me puse a hacerla. Al final, como me sobraba bastante hojaldre opté por cerrarla y hacerla como si fuera una empanada. El resultado fue este estupendo hojaldre que espero que probéis, ya que a parte de ser muy sencillo de preparar, tiene un sabor muy suave y muy rico.

Ingredientes: ( 4 personas)

2 planchas de hojaldre

1 cebolla

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

1 calabacín

2 cucharadas de harina

½ vaso de vino blanco

½ vaso de leche

1 cucharadita de oregano

Sal y aceite de oliva

 

Preparación:

1 – Para el relleno, cortamos las verduras en tiras, y las ponemos en una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva y sal. Cuando estén al dente (tiene que estar la verdura blandita, pero sin estar cocinada del todo), agregamos las dos cucharadas soperas de harina, y cocinamos todo junto removiendo bien. Pasados unos dos minutos, añadimos el vino blanco, dejamos evaporar el alcohol, y añadimos la leche. Cocinamos conjuntamente hasta que espese. Agregar el orégano y rectificar de sal. Apagamos el fuego y reservamos.

2 – Cortamos el hojaldre en dos rectángulos. Uno un cm mas grande que el otro. En el rectángulo grande, extendemos el relleno dejando  mas o menos 1.5 o 2 cm hasta el borde. Ponemos el rectángulo pequeño encima del relleno. Humedecemos los bordes del rectángulo pequeño con un poquito de agua, y cerramos con los bordes que sobresalen del rectángulo grande cerrando hacia arriba. Tiene que quedar como un paquetito. (ver la foto).

3 – Hacemos unos cortes transversales en la parte superior del hojaldre, pintamos con huevo batido, y lo metemos en el horno que ya tendremos precalentado a 200 grados, durante unos 25 minutos.

No se si he sabido explicar bien la manera de cerrar el hojaldre, así que si tenéis alguna duda, no dudéis en preguntarme..

Espero que os guste.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...