TARTA DE CIRUELAS

Hay veces (como en casi todo en la vida) en las que te apetece parar. No porque estés agobiado o por falta de ganas ni nada de eso, simplemente necesitas parar.

Durante el último mes, no he publicado nada ni he visitado ningún blog de cocina. El motivo? Me apetecía descansar  un poco.

Pero el motivo principal, es que he querido ponerme a dieta.

No veía con “buenos ojos” estar a dieta y seguir publicando recetas (y/o visitándolas en otros blogs) que no podría comer… y así evitaba la tentación. Pero la verdad es que la tentación está en todas partes. Allá donde vayas siempre existirá esa tentación a comer cosas que no deberías, y como siempre va a ser así, he decidido que voy a seguir publicando recetas en mi blog (aunque algunas no las coma yo…)

Respecto a lo de la dieta, solo decir que ya me hacía falta… En los últimos años he engordado mucho, y con la llegada (hace poco más de un año) del blog, un poquito más. A quien me lo dice siempre le digo lo mismo… es que tengo un blog que mantener!! Jajaja

Fuera bromas, creo que ha llegado el momento de ponerme en marcha y cambiar mis hábitos tanto  alimenticios como físicos. Había entrado en una espiral de sedentarismo y comer de más, que ya no puede seguir.

Estoy pensando en ir escribiendo en un blog aparte con mis experiencias, mis vivencias, mis bajones, mis…todo lo que me pase respecto al cambio de vida que quiero hacer, pero no sé si hacerlo…en fin, que creéis? Debería hacerlo?

Os dejo con esta tarta. Es una tarta que hizo Carlos de Vegetal y tal a finales de junio, y la vi tan fácil que la hice al día siguiente de publicarla el. Para no publicarla tan seguido a él, la guardé. Hoy os la presento después de unos meses, pero no por ello menos buena. Y además se puede hacer con cualquier fruta que esté en temporada, así que no tenéis escapatoria.

Ingredientes

1 lamina de hojaldre

200 gr de mermelada de albaricoque

8 ciruelas

2 cuharadas soperas de azúcar

 

Preparación:

1 – Cubrir un molde engrasado con la lámina de hojaldre. Pinchamos con un tenedor la base, y lo horneamos unos 10 minutos a 180 grados sin que llegue a tostarse.

2 – Una vez horneada, cubrimos la base con la mermelada de albaricoque.

3 – Deshuesamos y cortamos en cuartos las ciruelas y las ponemos encima de la mermelada.

4 – Espolvoreamos el azúcar por encima, y  horneamos unos 30 minutos más.

5 – Dejamos enfriar un poco antes de desmoldar y listo!

 

Espero que os guste.


HOJALDRE DE VERDURAS

Una de las cosas buenas que tienen las redes sociales, es que puedes interactuar con mucha gente a la que conoces o no, pero te une una misma pasión, afición…como queramos llamarle, en este caso la cocina y el buen comer. Hace unos días, no sabia que hacer con unas planchas de hojaldre, así que pregunté en twitter que harían ellos. Entre los que contestaron, @mapijaso me recomendó hacer un hojaldre con verduras tipo pizza. Me gustó la idea, asi que me puse a hacerla. Al final, como me sobraba bastante hojaldre opté por cerrarla y hacerla como si fuera una empanada. El resultado fue este estupendo hojaldre que espero que probéis, ya que a parte de ser muy sencillo de preparar, tiene un sabor muy suave y muy rico.

Ingredientes: ( 4 personas)

2 planchas de hojaldre

1 cebolla

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

1 calabacín

2 cucharadas de harina

½ vaso de vino blanco

½ vaso de leche

1 cucharadita de oregano

Sal y aceite de oliva

 

Preparación:

1 – Para el relleno, cortamos las verduras en tiras, y las ponemos en una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva y sal. Cuando estén al dente (tiene que estar la verdura blandita, pero sin estar cocinada del todo), agregamos las dos cucharadas soperas de harina, y cocinamos todo junto removiendo bien. Pasados unos dos minutos, añadimos el vino blanco, dejamos evaporar el alcohol, y añadimos la leche. Cocinamos conjuntamente hasta que espese. Agregar el orégano y rectificar de sal. Apagamos el fuego y reservamos.

2 – Cortamos el hojaldre en dos rectángulos. Uno un cm mas grande que el otro. En el rectángulo grande, extendemos el relleno dejando  mas o menos 1.5 o 2 cm hasta el borde. Ponemos el rectángulo pequeño encima del relleno. Humedecemos los bordes del rectángulo pequeño con un poquito de agua, y cerramos con los bordes que sobresalen del rectángulo grande cerrando hacia arriba. Tiene que quedar como un paquetito. (ver la foto).

3 – Hacemos unos cortes transversales en la parte superior del hojaldre, pintamos con huevo batido, y lo metemos en el horno que ya tendremos precalentado a 200 grados, durante unos 25 minutos.

No se si he sabido explicar bien la manera de cerrar el hojaldre, así que si tenéis alguna duda, no dudéis en preguntarme..

Espero que os guste.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...