FLAN DE ALGARROBA

Una vez más, traigo una receta súper sencilla. Un flan de huevo normal, al que le añadimos la harina de algarroba. Hace poco más de un año, pensaba que la algarroba servía nada más para dar de comer a los animales, pero la verdad es que se pueden preparar fantásticas recetas como este flan.

La harina de algarroba se obtiene del fruto del mismo nombre, y su utilización se puede asemejar al cacao en polvo. De hecho, es un sustituto ideal del cacao, con el que aportar un toque y un sabor diferente a tus platos.

Para los escépticos sobre si la algarroba está buena o no, les animaría a preparar este flan y comprobar por sí mismos, que estaban equivocados…como yo.

Espero que lo disfrutéis

 

 

Ingredientes (para 7 flanes)

5 huevos

½ litro de leche

100 gr de azúcar

2 cucharadas de harina de algarroba

flan-de-algarroba-1

Preparación:

1 – Ponemos los huevos en un bol junto a la leche, el azúcar y la harina de algarroba.

2 – Batimos muy bien hasta que quede una mezcla homogénea y no queden grumos.

3 – Ponemos un poco de caramelo liquido en el fondo de los moldes y llenamos con la mezcla anterior.

4 – Horneamos al baño maría unos 25 minutos a 180 grados. Dejamos enfriar y listo.

 

Espero que os guste.


TRUFAS DE ZANAHORIA Y COCO

Nada, que no hay manera. No encuentro nunca el momento de ponerme un rato a publicar alguna receta.

Los que me seguís un poco, sabréis que hace casi 4 meses que tuve a mi segunda hija y que me dieron trabajo en un restaurante como cocinero, cosa que unida al verano, me ha dejado sin tiempo de pasarme por aquí. Aunque espero que vaya cambiando, ya que echo de menos el cocinar recetas pensando en publicarla e ir visitando los blogs que mas me gustan y divertirme y babear con los platos que preparan.

La receta de hoy es bien sencilla. Tan sencilla tan sencilla que nunca la había preparado. Unas trufas con las que sorprenderéis a más de uno.

Espero que os guste.

trufas-zanahoria-coco.3

Ingredientes

400 gr de zanahorias

250 gr de coco rallado

100 ml de sirope de agave o miel

50 gr de coco rallado para decorar

trufas-zanahoria-coco

Preparación:

1 – Pelamos las zanahorias, y las ponemos en una olla con agua hirviendo. Cocer durante unos 20-25 minutos hasta que esté blanda.

2 – Triturar la zanahoria y mezclar con el sirope de agave hasta obtener un puré.

3 – Añadir el coco rallado y mezclar bien. Tiene que quedar una masa manejable pero un poco blanda.

4 – Formamos las trufas con las manos y las rebozamos con el resto del coco rallado.

trufas-zanahoria-coco.2

Espero que os guste.


CREMOSO DE MASCARPONE CON CAPPUCCINO

Otro mes más he disfrutado de la caja Degustabox.

Un reto que me encanta, ya que como nunca sabes lo que va a venir en la caja, has de marearte un poco para hacer una receta digna de esta magnífica caja.

En esta ocasión, he preparado una receta un poco simple, ya que debido a unas molestias, he estado un tiempo sin cocinar, pero creo que aunque sea sencillo, el resultado es excelente.

Un postre que recomendaría hacer a todo aquel que no sepa cocinar, porque con dos simples pasos consigues un postre de lo más apetitoso.

No dudéis en haceros con las cajas Degustabox, un auténtico placer recibir cada mes  de 8 a 12 productos novedosos que seguro te gustarán y te abrirán un sinfín de recetas que poder hacer.

Además solo por poner este codigo promocional (SU3QM) podrás tener tu caja por 9,99 € (gastos de envio incluido) Que te parece?

También podéis seguirles por Facebook y Twitter.

De los productos que recibí este mes, utilicé el cappuccino y el chocolate.

Espero que os guste!

Ingredientes

250 gr de mascarpone

5 c/s de azúcar glass

2 yemas de huevo

100 ml de cappuccino

Chocolate para decorar

 

Preparación:

1 – Batimos las yemas de huevo junto al azúcar hasta que blanqueen. Añadimos el mascarpone y mezclamos bien.

2 – Añadimos el cappuccino y mezclamos bien durante unos 5 minutos.

3 – Ponemos la crema en los vasos o copas y dejamos enfriar en el frigorífico al menos durante dos horas.

4 – En el momento de servir, rallamos un poco de chocolate por encima.

Espero que os guste.


ARROZ CON LECHE

Hoy os traigo uno de los postres que más me gustan. He visto mil maneras de hacerlo, pero esta es sin duda la receta que más me gusta y la que hago habitualmente. No tiene nada que ver con hervir arroz en leche y ponerle un poco de canela y limón, como hacen en muchos sitios.

Es un poco costosa, ya que hay que estar más de una hora dando vueltas a la cazuela, pero el resultado merece mucho la pena. Se podría parecer a la preparación de un rissotto, ya que al darle vueltas al arroz, hacemos que suelte el almidón y se va haciendo una crema que junto con la reducción de la leche y la nata, queda espectacularmente buena.

Si sois #arrozconlecheros y no habéis probado a hacer la receta así, probadla… no haréis otra!

Ingredientes (8 personas)

200 gr de arroz

2 litros de leche entera

400 ml de nata

100 gr de mantequilla

200 gr de azúcar

1 ramita de canela

La piel de un limón

 

Preparación:

1 – Ponemos a calentar un litro de leche y 200 ml de nata en un cazo. Cuando empiece a hervir, ponemos el fuego al mínimo con el fin de mantenerla caliente.

2 – En una cazuela ancha, ponemos el otro litro de leche y los otros 200 ml de nata a calentar con la ramita de canela y la piel de limón. Cuando empiece a hervir, añadimos el arroz.

3 – Vamos removiendo sin parar. Cuando el arroz haya consumido casi toda la leche, vamos agregando a poquitos la leche junto la nata que tenemos caliente. Continuamos removiendo hasta que no nos quede leche caliente y el arroz esté meloso. Este proceso tardará una hora, hora y cuarto más o menos.

4 – Llegados a este punto, añadimos la mantequilla. Removemos bien para que se funda y se integre bien, y apagamos el fuego.

5 – Añadimos el azúcar, y seguimos dándole vueltas unos minutos más.

6 – Vertemos el arroz con leche en cazuelitas individuales o una grande. Dejamos enfriar y listo!

Espero que os guste.


PANNA COTTA DE AVENA

Llevo un tiempo sin publicar ninguna receta, y la verdad es que ya tenía ganas.

A finales de este verano, se me empezó a dormir la mano derecha. Al principio tenía un simple hormigueo, pero la cosa fue a más. De hecho, hace un mes mas o menos me hice un corte bastante molesto por culpa de la mano dormida. Mal asunto…

Quería cocinar, pero no podía, así que dejé de hacer recetas para el blog.

Lo que más me ha molestado de eso, es que tengo una deuda pendiente con la empresa Degustabox, la cual se ofreció a mandarme una de sus cajas sin coste alguno. Y que mejor agradecimiento por ello que hacer una receta con algunos de los productos de la caja. Receta que no pude hacer en su momento.

La verdad es que la idea me entusiasma, eso de no saber lo que vendrá en la caja tiene un punto para los que nos gusta cocinar. Os recomiendo a todos visitar su pagina web. Además, si pinchas aquí podréis conseguir un importante descuento, ya que podréis conseguir vuestra caja por 9,99 € gastos de envío incluidos. Que os parece?

También podéis seguirles por Facebook y Twitter.

De los productos que venían en esa caja, he usado la leche de avena y las galletas caramelizadas para hacer esta panna cotta o panacota de avena, que junto a la mermelada de ciruela tiene un sabor exquisito. Os animo a probarla, es muy fácil de preparar.

 

 

Ingredientes :

500 ml de leche de avena

1 cucharadita de stevia

2 cucharaditas de agar-agar

1 paquete de galletas caramelizadas

80 gr de mantequilla

 

Preparación:

1 – Ponemos las galletas partidas en la trituradora y las picamos hasta que queden en forma de polvo. Pasamos a un bol.

2 – Añadimos la mantequilla derretida y mezclamos bien.

3 – Vertemos la mezcla en el fondo del molde. Apretamos bien para que quede muy compacto. Reservamos en el frigorífico.

4 – Ponemos a calentar la leche en un cazo y añadimos la stevia y el agar-agar. Mezclamos bien con las varillas.

5 – Cuando empiece a hervir, apagamos el fuego y vertemos sobre la galleta del molde.

6 – Dejamos enfriar y metemos en el frigorífico durante al menos 3 horas.

7 – Desmoldamos y cubrimos la parte superior con mermelada de ciruela. Añadimos unos copos de avena por encima.

Espero que os guste.

 


TARTALETAS DE MELOCOTON Y PISTACHOS

Bueno, pues otro fin de mes más que hacemos lo que más nos gusta… robarle una receta al blog asaltado del mes en el reto del #asaltablogs.

Este mes el blog asaltado es el de Cocina con Angi.

La verdad es que no me costó mucho decidirme, ya que cuando vi esta tartaleta con pistachos, lo tuve claro. He hecho muy pocas recetas que lleven pistachos, y aunque el nombre de mi blog no tiene mucho que ver con los pistachos en sí, sino con el color pistacho, me parece muy buena idea el hacer recetas con pistachos, que además me encantan!

Os dejo con mi versión de estas tartaletas, que otro mes más, podéis ver en video.

 

Ingredientes :

CREMA DE PISTACHOS

100 gr de pistachos pelados

50 gr de azúcar

10 gr de harina

50  gr de mantequilla

1 huevo

 

1 lámina de hojadre

2 melocotónes

1 huevo batido

Mermelada de albaricoque

 

Preparación:

1 – Con la ayuda de un mortero, picamos los pistachos hasta que quede como si fuera harina.

2 – En un bol, batimos el huevo con el azúcar. Cuando esté blanqueado, añadimos la harina, la harina de pistachos y la mantequilla. Trabajamos bien y reservamos.

3 – Cortamos la lámina de hojaldre en las porciones que más nos gusten. Pinchamos con un tenedor dejando un borde de un cm. Se puede poner un borde si se quiere.

4 – Cubrimos la base con la crema de pistachos. Pelamos los melocotones y los cortamos en láminas. Las colocamos encima de la crema de pistachos.

5 – Pintamos los bordes de hojaldre con huevo batido. Lo horneamos unos 15 minutos a 200 grados.

6 – Una vez fuera del horno, pintamos el melocotón con mermelada de albaricoque, y espolvoreamos con un poco de pistachos picados.

Espero que os guste.


TARTA DE CIRUELAS

Hay veces (como en casi todo en la vida) en las que te apetece parar. No porque estés agobiado o por falta de ganas ni nada de eso, simplemente necesitas parar.

Durante el último mes, no he publicado nada ni he visitado ningún blog de cocina. El motivo? Me apetecía descansar  un poco.

Pero el motivo principal, es que he querido ponerme a dieta.

No veía con “buenos ojos” estar a dieta y seguir publicando recetas (y/o visitándolas en otros blogs) que no podría comer… y así evitaba la tentación. Pero la verdad es que la tentación está en todas partes. Allá donde vayas siempre existirá esa tentación a comer cosas que no deberías, y como siempre va a ser así, he decidido que voy a seguir publicando recetas en mi blog (aunque algunas no las coma yo…)

Respecto a lo de la dieta, solo decir que ya me hacía falta… En los últimos años he engordado mucho, y con la llegada (hace poco más de un año) del blog, un poquito más. A quien me lo dice siempre le digo lo mismo… es que tengo un blog que mantener!! Jajaja

Fuera bromas, creo que ha llegado el momento de ponerme en marcha y cambiar mis hábitos tanto  alimenticios como físicos. Había entrado en una espiral de sedentarismo y comer de más, que ya no puede seguir.

Estoy pensando en ir escribiendo en un blog aparte con mis experiencias, mis vivencias, mis bajones, mis…todo lo que me pase respecto al cambio de vida que quiero hacer, pero no sé si hacerlo…en fin, que creéis? Debería hacerlo?

Os dejo con esta tarta. Es una tarta que hizo Carlos de Vegetal y tal a finales de junio, y la vi tan fácil que la hice al día siguiente de publicarla el. Para no publicarla tan seguido a él, la guardé. Hoy os la presento después de unos meses, pero no por ello menos buena. Y además se puede hacer con cualquier fruta que esté en temporada, así que no tenéis escapatoria.

Ingredientes

1 lamina de hojaldre

200 gr de mermelada de albaricoque

8 ciruelas

2 cuharadas soperas de azúcar

 

Preparación:

1 – Cubrir un molde engrasado con la lámina de hojaldre. Pinchamos con un tenedor la base, y lo horneamos unos 10 minutos a 180 grados sin que llegue a tostarse.

2 – Una vez horneada, cubrimos la base con la mermelada de albaricoque.

3 – Deshuesamos y cortamos en cuartos las ciruelas y las ponemos encima de la mermelada.

4 – Espolvoreamos el azúcar por encima, y  horneamos unos 30 minutos más.

5 – Dejamos enfriar un poco antes de desmoldar y listo!

 

Espero que os guste.


PASTEL DE CIRUELAS AL RON + NUEVA SECCIÓN

Hoy es viernes, y los viernes en mi casa tienen un significado…hoy toca PELICULA

Me encanta el cine, no soy ningún entendido, pero disfruto viendo películas. Lo malo es que conforme vas adquiriendo responsabilidades, no tienes tanto tiempo como te gustaría, así que hace un tiempo decidí poner los viernes la norma de ver una película. Ya puede llover, nevar, haber un terremoto… hay que ver una peli… y aunque algunas veces por alguna fuerza mayor no se ha podido, normalmente sigo fiel a esta “norma”.

Pues bien, el otro día vi una película en la que hacían una receta que me gustó mucho, y pensé … esta tengo que prepararla para el blog… pero ahí quedó la cosa. Al día siguiente vi una película que no había visto nunca en la que también preparaban una receta…en este caso fué un pastel de ciruelas en el que lo regaban con ron. Fue como una señal… me gusta la cocina, me gusta el cine…pues vamos a unirlo!! Así que he decidido hacer una nueva sección en el blog llamado…Platos de película, donde cada dos viernes pondré una receta de alguna película que haya visto.

La película de hoy es LA ISLA DEL TESORO de Byron Haskin.

Sinopsis: El capitan William Bones, un viejo lobo de mar, llega enfermo a la posada de la madre de Jim Haxkins y antes de morir, entrega a Jim el mapa del tesoro del pirata Flint, recomendándole que esté prevenido contra el hombre de la pata de palo. Jim se lo cuenta todo al Sr. Trelawney y al doctor Livesey y juntos deciden emprender la búsqueda del tesoro. Contratan una tripulación y parten hacia la isla donde está escondido el tesoro. En mitad de la travesía, Jim se da cuenta de que la mayoría de la tripulación son piratas de Flint y de que el cocinero, un hombre con la pata de palo, llamado John Silver el largo, es el antiguo contramaestre de Flint, contra el que le previno el capitán Bones. Al llegar a la isla, los piratas, al mando de John Silver se amotinan y emprenden la lucha contra Jim, Trelawney, Livesey y los marineros fieles, para conseguir el mapa del tesoro. (Fuente: FILMAFFINITY)

La película no es que me gustase mucho…la verdad, pero hay una escena en que el cocinero del barco prepara un pastel de ciruelas al cual (como buenos piratas) le añaden ron… Así que me puse a buscar recetas que cuadrasen con la de la peli y encontré una en el blog La cocina de Babel que se acercaba a lo que estaba buscando, así que me puse manos a la obra…

Este fue el resultado… espero que os guste!!

PD. Tuve un percance con este pastel….por eso no sale la foto del pastel completo…espero que me perdonéis….

Ingredientes

200 gr de ciruelas pasas sin hueso

200 ml de ron oscuro

100 gr de harina

100 gr de azúcar

4 huevos

300 ml de leche tibia

Una pizca de sal

Mantequilla para untar el molde

 

Preparación:

1 – Ponemos las ciruelas en un bol, y las cubrimos con el ron. Dejamos macerar unas 4 horas en la nevera.

2 – Mezclamos la harina, el azúcar y la pizca de sal en un bol. Y vamos añadiendo los huevos de uno en uno, y siempre mezclándolo todo entre huevo y huevo (he visto varias recetas de este pastel, y todos hacen incapié en este aspecto, así que no seré yo el que cambie…)

3 – Vamos añadiendo la leche tibia poco a poco, y mezclamos todo muy bien sin que queden grumos.

4 – Escurrimos bien las ciruelas, y las agregamos a la mezcla.

5 – Vertemos toda la mezcla en el molde que ya tendremos engrasado con mantequilla, y lo ponemos en el horno precalentado a 180 grados durante unos 30-40 minutos ya que dependerá del grosor del pastel.

Espero que os guste.


13. mayo 2013 · 5 comments · Categories: RECETAS · Tags: , ,

COULANT DE CHOCOLATE

Aprovechando que hace unos días Concha (una amiga y vecina que por cierto tiene una tienda online donde vende sus creaciones en fimo) me dio unos huevos de sus gallinas, buenísimos por cierto… preparé estos coulant de chocolate que tenía pendiente hacer para el blog, ya que más de uno me lo había pedido.

Este es uno de los postres que más éxito tiene… A casi todo el mundo le gusta el chocolate, y si te gusta, seguro que te gustará el coulant. La gracia de este plato, es que parece una magdalena, pero al abrirlo, sale el chocolate liquido… una delicia!

Mucha gente me ha dicho que era muy difícil preparar este postre, y para demostrar que no es difícil para nada, aquí os dejo la video-receta, que aunque no me gustó mucho la manera como está grabada, después de pelearme un poco con el montaje del video, aquí lo tenéis!

Espero que me digáis que os parece!!

 


Ingredientes (15 coulants)

8 huevos

250 gr de chocolate negro (yo uso el Valor 70% de cacao)

200 gr de azúcar

200 gr de mantequilla

150 gr de harina

 

Preparación:

1 – Ponemos la mantequilla y el chocolate en un bol, y lo derretimos en el microondas, con cuidado de que no se queme. Reservamos.

2 – En otro bol, batimos los huevos, y agregamos el azúcar y la harina. Trabajamos bien la mezcla.

3 – Agregamos el chocolate con la mantequilla a la mezcla, y batimos bien todo.

4 – Llenamos los moldes (que habremos untado previamente con mantequilla) unos ¾ con la mezcla.

5 – Precalentamos el horno a 200 grados, y los horneamos durante 7 – 8 minutos con calor arriba y abajo. Esto dependerá de cada horno, lo mejor es hacer una prueba con tres coulant. A los 7 minutos sacas uno, si al desmoldarlo se rompe, es que aún le falta. A los 8 minutos sacas otro y probablemente ya estará, pero por si acaso aún le falta, tienes el otro para sacarlo un minuto más tarde. Así sabrás cuanto tiempo hace falta en tu horno…

6 – Listo para comerlo!! Normalmente se sirve con un helado, en mi caso, lo hago  con uno de vainilla con nueces, y la mezcla es buenísima!! Agrego también un poco de mermelada para que no se mueva el helado…

Espero que os guste.


PAN DE CALATRAVA

Lo malo de estar “lejos de tu casa”, es que no puedes estar con los amigos de toda la vida tanto como te gustaría, pero por suerte, tanto ellos como yo, hacemos todo lo posible por seguir viéndonos en cuanto tenemos ocasión. Una de las últimas visitas que he tenido, ha sido la de unos amigos, David y Merce, que vinieron a pasar un fin de semana. Cada vez que vienen comemos algo típico de aquí y en esta ocasión quedaron encantados con el pan de calatrava (ella un poco más, está embarazada y le sentó…estupendamente). Uno de los “privilegios” que se pueden permitir las embarazadas son los antojos (hacerte unos macarrones a las 3 de la mañana… jajaja) Así que supongo que mi amigo David le preparará este pan de calatrava, aunque espero que lo haga a unas horas más normales…jajaja

 

 

Ingredientes:

5 huevos

200 gramos de azúcar

500 ml de leche

3 magdalenas

Canela

Ralladura de limón

 

Para el caramelo:

Azúcar

Unas gotas de limón

Agua

 

Preparación:

1 – Ponemos el azúcar con  las gotitas de limón en un cazo (o en el mismo molde) al fuego. Sin parar de remover. Cuando coja color tostado, añadimos un poquito de agua para que no cristalice. Vertemos el caramelo a un molde.

2 – Calentamos la leche a la que le ponemos la corteza de limón y la canela para que infusione. Cuando empiece a hervir, apagamos el fuego.

3 – En un bol, batimos los huevos y añadimos la leche y el azúcar. Removemos bien.

4 – Añadimos las magdalenas desmenuzadas en la mezcla, y las empapamos bien.

5 – Vertemos todo sobre el molde con el caramelo, y horneamos al baño maría unos 45 minutos a 200 grados.

6 – Cuando esté frio, lo desmoldamos y listo!

Espero que os guste.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...